jueves, 14 de julio de 2016

2 servilletas

Esta es la historia de dos servilletas. Si sí, de 2 servilletas, 2 tristes y simples servilletas. De esas de servilletero de publicidad. De las que nadie se percatan que estamos hasta que no estamos. De esas que según de qué calidad seamos, o absorbemos la grasa o la movemos de un lado hacia otro. De esas que solemos tener escrito un "Gracias por venir" en distintos idiomas....dos simples servilletas que desde que salimos de la fábrica de papel hasta que llegamos al servilletero, estuvimos esperando nuestro crucial momento. El momento de ser separadas. Siempre esperábamos que alguien se equivocara y nos cogiera a las 2 juntas para por lo menos terminar en el suelo....pero juntas...juntas, El estar juntas y pegadas durante tanto tiempo me llevo a no querer separarme de ella por nada del mundo.
Aquella noche no tenia mucho movimiento. Una mesa ocupada y poco más. Entre camareros y cocinera se contaban las personas con los dedos de una mano. Era una de esas noches en las que sólo esperas que se cierre el bar para dormir tranquilamente hasta el día siguiente en el que vuelves a encender todos tus sentidos para ver en que momento te toca salir de tu sitio....y por ende el momento de la separación. Una noche aburrida. De esas en las que no hacemos mas que escuchar conversaciones intrascendentes. Tanto de un lado de la barra como del otro. Aquella noche era viernes. y esperábamos que terminase pronto ya no tenía ninguna expectativa de nada. Sólo de dormir.
De repente  Escuchamos voces distintas. Subidos de tono. Y hablaban mucho y muy distinto a lo que hasta el momento había pasado por allí. Les atendieron enseguida y para nuestra tranquilidad no querían comer.....sólo beber. Así sería más difícil que esa noche me separaran de ella. Hablaban mucho. Se reían. Eran divertidos. Se reían con los camareros y hacían bromas. Se lo estaban pasando bien. De pronto uno de ellos se acerco a la barra y empezó a comer. Empecé a temer que necesitaran servilletas. Pero por suerte, nosotras estábamos más alejadas de ellos, así que me tranquilicé, ya pillarían a otras...
No hacían más que reírse y divertirse. Y hablar y seguir riendo. Decían cosas sin mucho sentido, pero fuera lo que fuera a ella le divertían. Uno de ellos, el que se quedó sentado junto a la barra desde que llegó, quería bailar con ella. Quería hablar con ella. Quería que tomara algo con él. Ella no podía y así se lo hacía saber. Nosotras sabemos bien que ella no suele hacer esas cosas que es muy seria y responsable aunque a nadie le niega una sonrisa. Y le decía como a casi todos que luego lo haría también sabíamos que ese luego nunca llegaba....
Pero las cosas dieron un giro dramático. Un giro que no estaba en los planes de nadie! Y mucho menos en los nuestros. Él llevaba unos minutos diciéndole que le diera el teléfono y ella intentaba no dárselo. Y como él  vio que no conseguía nada dijo: "lo vamos a hacer a la antigua....te lo voy a pedir por escrito...." Y ese fue el momento que nunca pensé que llegaría.....estiró la mano y me agarro por la solapa, abrió el bolígrafo y comenzó a escribirme. Y con su mejor sonrisa, todo orgulloso de lo que acababa de hacer me dejo en manos de ella. Ella leyó lo que él había escrito sobre mi y empezó a reírse. Yo no daba crédito! Acababa de ser separado de mi compañera de toda la vida! Solo me quedaba rogar que ella no sufriera mucho. Ella me doblo delicadamente y me metió en el bolsillo de su pantalón (allí tampoco se estaba tan mal...). Entonces sentí que dudaba sobre qué hacer....sonrío, giro el servilletero y la agarro a ella, a mi compañera de siempre, le pidió el bolígrafo a él y escribió sobre ella. Volvió a sonreír tontamente y se la entregó a él!!! El la leyó y ya no pude ver qué pasó con ella. A quien se le ocurre semejante cosa! Ya nadie escribe en las servilletas! Reconozco que somos inspiración de muchas poesías, canciones, proyectos e incluso contratos de grandes futbolistas! Pero eso?! Un teléfono y unas piropos inocentes?!?! De qué mundo habían salido estos dos?!. No podía comprenderlo! Que por un acto de romanticismo habían destrozado mi vida. Me habían separado de ella....
Estaba derrotado por qué ellos parecían despedirse. Aquel ente cambio de nosotros sonaba a despedida. Si todo seguía como ella lo hacía, nunca se volverían a ver. Salimos de la barra y le fue a dar dos besos, la sentí muy cerca otra vez. Pero sabía que era el final. Entonces las cosas cambiaron de rumbo. Ella contra todo pronóstico dijo: venga los acompaño hasta el bar al que tienen que ir. Debo reconocer que hasta sonreí. Ella había cambiado de táctica y eso significaba que aquel chico le gustaba. Y aquel chico estaba con mi otra mitad lo que significaba que quizás, solo quizás podríamos volver a juntarnos.
Nos fuimos todos juntos. Bailaron (bailamos), rieron, se hicieron chistes, volvieron a bailar esta vez más cerca, lo supe en cuanto sentí la cercanía de ella. Y hablaron hasta que él le beso! Eso fue lo mejor que me podía pasar (y a ella) por qué significaba que cada vez estábamos más cerca de terminar juntos en una caja de recuerdos.
Se gustaban se besaron se abrazaron y él le decía que se fueran juntos....pero ella decía que no. Y eso me destrozaba. Por qué le decía que no si le gustaba? Acaso no quería estar con él para toda la vida? Acaso no hablaba de conocerse en otra vida y él le decía que ya se conocían de otra vida.....pero se despidieron. Se separaron. Nos separaron. Ella se fue conmigo en el bolsillo del pantalón. Me guardó en una especie de bolsa junto con otras cosas que según me comentan son muy importantes y que pocas veces abre esa bolsa. Me dicen que todos los que estamos aquí es por que tenemos un valor muy grande y que no quiere que se le pierda....pero yo me pregunto: que logro estando aquí. Que fue de ella, de mi otra mitad. A donde habrá terminado?. Habrá corrido la misma suerte que yo? o mejor?....o peor?.
Sólo me queda una esperanza. Pensar que algún día ellos decidan volver a encontrarse, que la vida, ESTA vida decida volver a juntarlos...sólo así sé que podría volver a estar con ella.
Ahora, alguien puede responderme: cuantas historias de amor empiezan con unas servilletas?....y cuantas terminan...?

domingo, 21 de septiembre de 2014

Disimula

Disimula....
Disimula que no me miras.
Disimula que no me ves.
Disimula que no estoy.
Disimula que no existo.
Disimula que no te gusté ni te gusto.
Disimula que cuando me miras (por que me miras) no piensas en mi.
Disimula que no respiras más fuertes cuando pasas por mi lado para recordar como olía cuando podías sentirme de cerca.
Disimula que no escuchas mi voz ni lo que digo.
Disimula que no te quise.
Disimula que no me "odiaste".
Disimula que no me besaste y que no me abrazaste.
Disimula que no me conoces.
Disimula que todo fue mentira....por que si no disimulas todo eso y realmente todo fue mentira...sería una de las decepciones más grande que pudiera vivir. Prefiero sentir y pensar, que disimulas.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Adiós....II

Adiós....una palabra que siempre me negué y y negaste a usar para nosotros. Pero hay cosas, actos, palabras, silencios, desprecios y rechazos que me han llevado a ella. 
Así que Adiós. A tu sonrisa que no creo que vuelva a ver nunca más. Por que ya no sonreirá por mi. 
Adiós a tus miradas que ya no encontraré por que no las buscaré. 
Adiós a tu voz, por que ya no quiero oír la, ya no tiene nada que decirme.
Adiós a tus manos que ya no me interesa que me toquen y a tus abrazos que ya no me protegen.
Adiós a tu cara que tanto me gustaba tocar y acariciar.
Y adiós a tus besos. Que ya no los quiero. Por que se que nunca volverán. Y para que querer algo que no se tiene y que quizás nunca se tuvo.
Adiós a ti...y a lo que fuimos o lo que no fuimos. 
Adiós con pena, mucha pena de haber perdido lo que teníamos....
Quédate con los 4 recuerdos físicos que te dejé y te quedaste....los del corazón se que ya no los tienes.
ADIÓS.....

sábado, 19 de julio de 2014

Darle a la "x"

Ya esta. No era tan difícil. Sólo había que mantener apretada unos segundos encima de ella y cuando apareciera la una "x" darle ahí y entonces todo seguiría terminando de desaparecer. Cada vez son menos las cosas que nos quedan juntos. Cada vez son más las cosas que teníamos y ya no tenemos.
Dicen que cuando una puerta se cierra, en algún lado se abre una ventana. Esto no fue una puerta abierta. Esto fue una claraboya pequeña en lo alto de la casa. Pero cuesta cerrar muchísimo. Por que hay mucho viento que lo impide. Y aunque cada día sopla con menos fuerza, todavía impide cerrarla del todo. A parte de tanto en tanto abro yo un poquito para ver lo que había del otro lado...que me gustaba mucho. 
Hoy entra mucho frío por ahí, cuando en un tiempo entraba una brisa suave y agradable. Así que es mejor cerrarla. Sólo había que darle a la "x" para que llegara a juntar la claraboya con su marco. Ahora sólo quedaría poner el pestillo para poder poner el candado con su llave y deshacerse de la llave.
Adiós. Y gracias.

lunes, 30 de junio de 2014

Él y Equis

Que escriba. El me pide que escriba y yo me muero por escribir, por decir lo que siento, lo que me pasa, lo que no me pasa y lo que me pasó. Pero él espera que yo escriba sobre él, sobre lo que fuimos, sobre lo bonito. Y lo hay, podría hacerlo. Pero no me nace. Sin embargo si me nace escribir sobre....que nombre ponerle?...Equis?. No me gusta pero se llamara Equis. No puede tener otro nombre. Pero que decir de Equis, de mi, de nosotros, sin hacerle daño a él?. Es tan difícil. Por que él lo leerá, pero a Equis debería mandárselo yo para que lo lea. Pero es que Equis ya no quiere saber lo que siento. Me pidió por favor que le ayudara a terminar con lo nuestro....como puedo hacer algo así yo?. Yo nunca dejé a nadie que quisiera, nunca. Como se hace eso?. Como terminas con algo que termina con lágrimas, un beso y una sonrisa?. Como terminas con algo así cuando te abrazan fuerte y te susurran al oído: no te vayas. Quédate....
Con él me pasó, hace casi 4 años. Más de una vez estuvimos a punto de tener que separarnos, pero nuestra locura fue más fuerte y no pudieron con nosotros. Pero en este caso, la loca soy yo....y Equis ha tenido que ser más coherente. Pero que daño hace la coherencia a veces!ill  Por que Equis me encanta. Por que me enamore como una boba de él y él de mi. Por que se asustó cuando se dio cuenta de que ya no eran sólo unos besos a escondidas. Si no que ya eran más cosas. Y yo igual.
Sus 2 manos agarrandome la cara y besandome, sus abrazos en los que sentía protegida como nunca me ha pasado con nadie. Esa sensación la he sentido solo con él. Ni siquiera con el padre de mis hijos. Protección. Algo que nunca había valorado hasta que le conocí a él. Sus labios que parecían encajar perfectamente en los míos y que una vez que empezaban a besarme era incapaz de dejar de hacerlo, a la vez que me decía: por que no puedo dejar de besarte...?
Realmente él quiere que yo escriba?. Realmente debería dejar que Equis deje morir esto?. No está en mis manos ahora mismo. Es más ahora mismo sólo tengo  y tenemos que pensar en terminar con esto. Por el bien de todos.
Odiame poco a poco....

lunes, 3 de marzo de 2014

Sólo si duermes

"Está bien, hice lo que tenía que hacer".
Pensaba mientras caminaba a ningún lugar, sin ninguna prisa. La verdad es que no sabía que iba a hacer a partir de este momento. Lo único que sabía era que no podía seguir como estaba, que básicamente no estaba.
La noche del sábado llegó a su casa a la madrugada después de un largo día de trabajo, estaba cansada, pero una copa y un poco de risas por ahí le hubiesen venido muy bien. Sin embargo, se tomó el micro, llegó a casa, él dormía, ella se sentó a los pies de la cama y cenó el bocadillo que traía. 2 horas después decidió meterse en la cama. Ya tenía el frío del sueño en el cuerpo. Miró su móvil como siempre por última vez y cerró lo ojos....y soñó. Era lo mejor que le pasaba últimamente, soñar, aunque no todos fueran sueños bonitos, siempre, de una u otra manera aparecía siempre él.
Aquella noche no fue la excepción y fue muy especial. Se despertó con una sonrisa. Intentó recordar exactamente todo lo que había pasado, detalle incluidos, pero sólo tenía una imagen clara. Él y ella, sus caras frente a frente pero recostados. Él a su lado pero la miraba desde arriba, le sonreía, no hablaba le miraba a los ojos mientras le acariciaba la cara, el pelo y el cuello. Ella estaba relajada, disfrutando como hacía mucho que no disfrutaba de un momento así. Disfrutando de él. Él se mostraba muy decidido a seguir con todo aquello, no había prisas, ni nada que lo impidiera. Le besó muy suavemente el cuello, subió hasta el lóbulo de la oreja, ella esperaba un pequeño mordisco pero sin embargo recibió un roce de sus labios. Estaba siendo muy dulce, cuidadoso, tierno y respetuoso. Pero no iba a parar y ella tampoco se lo impediría. Su recorrido siguió y llegó a su boca. Describir aquel beso era complicadísimo, por que son esos besos que lo que te hacen sentir nace desde muy adentro. No fue un beso de esos que denotan pasión, aunque luego den lugar a ella. Fue de esos besos que transmiten ternura, cosa muy difícil a ciertas edades, ya que la pasión es lo que prima y conseguir transmitir ternura es todo un logro y él lo estaba haciendo.....
El sueño continuó, no terminó allí, pero ella se despertó con aquello y lo tenía grabado en su cabeza. Miró a su lado y de repente se le borró la sonrisa y lo que sintió fueron ganas de llorar. No por cargo de conciencia, ella no podía controlar sus sueños, si no de tristeza. Definitivamente aquello estaba terminado y tenía que hacerlo de una vez por todas.
Lo pensó, pensó mucho en todo, en él, en ella, en ellos, en sus sueños, que no eran más que sueños, pero por algo estaban. Tomó la decisión. Increíblemente no lloró.
Siguió caminando sin saber a dónde ir ni qué hacer hasta que algo la sacó de sus pensamientos, un ruido de tren. Estaba en la estación del tren. Justo llegaba uno, que hizo su parada correspondiente y ella sin saber a donde iba, se subió. Se dio cuenta que estaba yendo para el lado contrario al que iba todo los días. Pasó por montes, playa, mar, acantilados y ciudad....llegó a su destino final y pensó: "Cuánto hacía que no venía acá!". Cogió su teléfono, buscó un número y lo marcó: "Hola!, estoy en tu ciudad....quedamos?. Sí!!! contestó su amiga....
Aquel no sería el día de hacer realidad sus sueños, no tenía forma de encontrarlo, a menos que se durmiera y soñara.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Sueño sobre sueño

Hay momentos en la vida en los que sueñas despierto otros dormido pero también están esos sueños que crees que te has despertado y estas en la vida real, cuando en realidad sigues soñando hasta que te das cuenta que todo ha sido un sueño.
Estoy empezando a dudar de mi cordura con respecto a ti. Sueño despierta, dormida e incluso sueño que estoy despierta y sigo soñando y ahí estas tu. Llevo un tiempo así. Por eso estoy dudando de mi estado mental. Por que si yo me asusto, que pensaras vos.
Yo tenía mi propio sueño, uno por el cual luché, peleé y di todo, lo que tenía, lo que no tenía y lo que no debía dar. Pero esa persona no soñaba lo mismo que yo. Y fueron años de muchas pesadillas.
Hoy ya no hay ni pesadillas ni sueños. Ni propios ni mutuos. 
Pero estas tu....
Como bien dice el nombre de este blog: "Soñadora"....soñar es parte de mi. por qué pase lo que pase y viva lo que viva de la peor o mejor manera, siempre soñaré. 
Dicen por ahí que los sueños, sueños son....pero aquí, se hacen realidad. Sólo tengo que encontrar el "aquí" para poder hacerlo.