jueves, 14 de julio de 2016

2 servilletas

Esta es la historia de dos servilletas. Si sí, de 2 servilletas, 2 tristes y simples servilletas. De esas de servilletero de publicidad. De las que nadie se percatan que estamos hasta que no estamos. De esas que según de qué calidad seamos, o absorbemos la grasa o la movemos de un lado hacia otro. De esas que solemos tener escrito un "Gracias por venir" en distintos idiomas....dos simples servilletas que desde que salimos de la fábrica de papel hasta que llegamos al servilletero, estuvimos esperando nuestro crucial momento. El momento de ser separadas. Siempre esperábamos que alguien se equivocara y nos cogiera a las 2 juntas para por lo menos terminar en el suelo....pero juntas...juntas, El estar juntas y pegadas durante tanto tiempo me llevo a no querer separarme de ella por nada del mundo.
Aquella noche no tenia mucho movimiento. Una mesa ocupada y poco más. Entre camareros y cocinera se contaban las personas con los dedos de una mano. Era una de esas noches en las que sólo esperas que se cierre el bar para dormir tranquilamente hasta el día siguiente en el que vuelves a encender todos tus sentidos para ver en que momento te toca salir de tu sitio....y por ende el momento de la separación. Una noche aburrida. De esas en las que no hacemos mas que escuchar conversaciones intrascendentes. Tanto de un lado de la barra como del otro. Aquella noche era viernes. y esperábamos que terminase pronto ya no tenía ninguna expectativa de nada. Sólo de dormir.
De repente  Escuchamos voces distintas. Subidos de tono. Y hablaban mucho y muy distinto a lo que hasta el momento había pasado por allí. Les atendieron enseguida y para nuestra tranquilidad no querían comer.....sólo beber. Así sería más difícil que esa noche me separaran de ella. Hablaban mucho. Se reían. Eran divertidos. Se reían con los camareros y hacían bromas. Se lo estaban pasando bien. De pronto uno de ellos se acerco a la barra y empezó a comer. Empecé a temer que necesitaran servilletas. Pero por suerte, nosotras estábamos más alejadas de ellos, así que me tranquilicé, ya pillarían a otras...
No hacían más que reírse y divertirse. Y hablar y seguir riendo. Decían cosas sin mucho sentido, pero fuera lo que fuera a ella le divertían. Uno de ellos, el que se quedó sentado junto a la barra desde que llegó, quería bailar con ella. Quería hablar con ella. Quería que tomara algo con él. Ella no podía y así se lo hacía saber. Nosotras sabemos bien que ella no suele hacer esas cosas que es muy seria y responsable aunque a nadie le niega una sonrisa. Y le decía como a casi todos que luego lo haría también sabíamos que ese luego nunca llegaba....
Pero las cosas dieron un giro dramático. Un giro que no estaba en los planes de nadie! Y mucho menos en los nuestros. Él llevaba unos minutos diciéndole que le diera el teléfono y ella intentaba no dárselo. Y como él  vio que no conseguía nada dijo: "lo vamos a hacer a la antigua....te lo voy a pedir por escrito...." Y ese fue el momento que nunca pensé que llegaría.....estiró la mano y me agarro por la solapa, abrió el bolígrafo y comenzó a escribirme. Y con su mejor sonrisa, todo orgulloso de lo que acababa de hacer me dejo en manos de ella. Ella leyó lo que él había escrito sobre mi y empezó a reírse. Yo no daba crédito! Acababa de ser separado de mi compañera de toda la vida! Solo me quedaba rogar que ella no sufriera mucho. Ella me doblo delicadamente y me metió en el bolsillo de su pantalón (allí tampoco se estaba tan mal...). Entonces sentí que dudaba sobre qué hacer....sonrío, giro el servilletero y la agarro a ella, a mi compañera de siempre, le pidió el bolígrafo a él y escribió sobre ella. Volvió a sonreír tontamente y se la entregó a él!!! El la leyó y ya no pude ver qué pasó con ella. A quien se le ocurre semejante cosa! Ya nadie escribe en las servilletas! Reconozco que somos inspiración de muchas poesías, canciones, proyectos e incluso contratos de grandes futbolistas! Pero eso?! Un teléfono y unas piropos inocentes?!?! De qué mundo habían salido estos dos?!. No podía comprenderlo! Que por un acto de romanticismo habían destrozado mi vida. Me habían separado de ella....
Estaba derrotado por qué ellos parecían despedirse. Aquel ente cambio de nosotros sonaba a despedida. Si todo seguía como ella lo hacía, nunca se volverían a ver. Salimos de la barra y le fue a dar dos besos, la sentí muy cerca otra vez. Pero sabía que era el final. Entonces las cosas cambiaron de rumbo. Ella contra todo pronóstico dijo: venga los acompaño hasta el bar al que tienen que ir. Debo reconocer que hasta sonreí. Ella había cambiado de táctica y eso significaba que aquel chico le gustaba. Y aquel chico estaba con mi otra mitad lo que significaba que quizás, solo quizás podríamos volver a juntarnos.
Nos fuimos todos juntos. Bailaron (bailamos), rieron, se hicieron chistes, volvieron a bailar esta vez más cerca, lo supe en cuanto sentí la cercanía de ella. Y hablaron hasta que él le beso! Eso fue lo mejor que me podía pasar (y a ella) por qué significaba que cada vez estábamos más cerca de terminar juntos en una caja de recuerdos.
Se gustaban se besaron se abrazaron y él le decía que se fueran juntos....pero ella decía que no. Y eso me destrozaba. Por qué le decía que no si le gustaba? Acaso no quería estar con él para toda la vida? Acaso no hablaba de conocerse en otra vida y él le decía que ya se conocían de otra vida.....pero se despidieron. Se separaron. Nos separaron. Ella se fue conmigo en el bolsillo del pantalón. Me guardó en una especie de bolsa junto con otras cosas que según me comentan son muy importantes y que pocas veces abre esa bolsa. Me dicen que todos los que estamos aquí es por que tenemos un valor muy grande y que no quiere que se le pierda....pero yo me pregunto: que logro estando aquí. Que fue de ella, de mi otra mitad. A donde habrá terminado?. Habrá corrido la misma suerte que yo? o mejor?....o peor?.
Sólo me queda una esperanza. Pensar que algún día ellos decidan volver a encontrarse, que la vida, ESTA vida decida volver a juntarlos...sólo así sé que podría volver a estar con ella.
Ahora, alguien puede responderme: cuantas historias de amor empiezan con unas servilletas?....y cuantas terminan...?

1 comentario: